viernes, 26 de diciembre de 2008

La Leyenda del Holandes Errante. 2


Una partida de dados con el Diablo

Otros investigadores han desenterrado una dudosa historia acerca de los dos barcos mercantes holandeses del siglo XVI cuyas tripulaciones avistaron el fantasma de un bajel que se había perdido en el Pacífico; la historia del Holandés errante derivaría de esto. Otra teoría es que la historia se basa en la leyenda de un alemán llamado Von Felkenberg, que se jugó el alma a los dados con el Diablo y perdió. Una leyenda holandesa similar habla del capitán Van Straaten y también se cuenta una historia acerca de Bernard Fokke.
Fokke, capitán del "Libera Nos", era famoso por la rapidez con que realizaban sus travesías. Quienes envidiaban su habilidad de navegante afirmaban que había establecido un pacto con el diablo, algo que la extrema fealdad de Fokke y su mal carácter ayudaban a creer. Un día se embarcó en un viaje del que no retornó y se rumoreó que, finalmente, el Diablo había cobrado su recompensa.
No es improbable que la leyenda del Holandés errante naciera como consecuencia de un hecho real, aunque, sin duda, éste habrá sido algo más prosaico que la venta de un alma al Diablo. Existen muchos casos de buques que fueron abandonados por error por su tripulación, en la creencia de que estaban a punto de zozobrar, y luego siguieron a flote durante días, semanas, meses e incluso años, siguiendo los caprichos del viento y las mareas. El más famoso de esos barcos es el Mary Celeste, pero no es el único. Quizá una de las historias más notables sea la del clíper lanero Marlborough, que desapareció en 1890 mientras de Australia se dirigía a Inglaterra. Se dice que fue hallado 23 años después, frente a las costas de Chile. Aunque la historia del Marlborough sea una exageración, resulta fácil imaginar su efecto en las mentes de marinos supersticiosos en aguas poco conocidas, cuando vieron al buque abandonado emerger súbitamente de la niebla.
La historia del Holandés errante ha inspirado muchas obras de ficción. El poeta norteamericano Henry Wadsworth Longfellow (1807-1882) escribió sobre este aspecto en The phantom ship (El buque fantasma), que figura en su libro Birds of passage (Aves de paso). Edward Fitzball escribió un melodrama llamado El Holandés errante, y el francés August Jal la versión más conocida de la historia en sus Scénes de la vie maritime (Escenas de la vida marítima). El poeta lírico alemán Heinrich Heine (1797-1856), inspirándose en el melodrama de Fitzball o en un cuento anónimo titulado Vanderdecken's message home (El mensaje de Vanderdecken) -que apareció en Blackwood's Edinburgh Magazine—, escribió sobre el buque fantasma en sus Memoiren des Herrn von Schnabelwopski (Memorias del señor Schnabelwopski). Esto, a su vez, fue indudablemente lo que inspiró la ópera de Wagner El buque fantasma, en la que Vanderdecken puede bajar a tierra una vez cada siete años, para encontrar a una mujer cuyo amor pueda redimirlo. Otros escritores que tocaron el tema fueron Frederick Marryat (El buque fantasma, 1839) y Walter Scott (Rokeby, 1813).
Sin embargo, el Holandés errante es más que mera leyenda o ficción. A lo largo de los siglos mucha gente afirmó haber visto el espectro de la nave. Uno de los informes más antiguos apareció en 1702 en la Magnalia Christi Americana, historia eclesiástica de Nueva Inglaterra que escribió Cotton Mather, autor prolífico y célebre pastor puritano. Pero muchas de las observaciones son difíciles -si no imposibles- de comprobar y, por lo tanto deben ser descartadas como espejismos, alucinaciones o visiones debidas a un exceso de alcohol. Pero existe un informe excepcional. En 1881 una observación del barco del Holandés errante fue comunicada por el príncipe Jorge de Inglaterra ---que después reinó como Jorge V- y por su hermano mayor, el príncipe Alberto Víctor, duque de Clarence... el mismo duque de Clarence que hoy figura entre los sospechosos de haber sido el infame Jack el Destripador.
Se ha dicho que el incidente aparecía en el libro de bitácora del Baccante, pero no es así. En cambio, sí aparece en un relato del viaje de los príncipes en ese buque, compilado por John H. Dalton a partir de sus diarios personales, cartas y libros de notas. En el momento de la observación los príncipes estaban a bordo de otro barco de la flota, el Inconstant, ya que habían sido trasladados allí cuando el Baccante tuvo problemas en el timón.
El relato dice: 11 de junio de 1881. A las 4 de la madrugada el «Holandés errante» cruzó nuestro rumbo. Era una extraña luz roja, como la de un buque fantasma, incandescente, y en el centro de esa luz, los mástiles, palos y velas de un bergantín, a 200 m de distancia, se destacaron con fuerte relieve cuando se acercó a nuestra amura de babor. El vigía del castillo de proa informó que estaba cerca de la amura, donde también lo vio claramente el oficial de guardia desde el puente, como también el guardiamarina del alcázar, que fue enviado inmediatamente al castillo de proa, pero al llegar allí no logró ver vestigios ni señales de ningún barco material, ni cerca ni en el horizonte, pese a que la noche era clara y el mar estaba en calma. En total fue visto por trece personas, pero si se trataba del Van Demien del «Holandés errante», o qué, no lo sabremos.
El Tourmaline y el Cleopatra, que navegaba a estribor, hicieron señales para preguntar si habíamos visto la extraña luz roja. A las 10.45 el marinero que esta mañana había avistado al «Holandés errante» cayó desde las crucetas del mastelerillo de juanete y se hizo trizas. A las 16.15 se efectuaron honras fúnebres y su cadáver fue lanzado al mar. Era un valiente marinero real, y uno de los más prometedores tripulantes del barco, y todos se sienten muy tristes por su pérdida. En el siguiente puerto nos encontramos con el almirante, que también se mostró muy disgustado. Alrededor de 13 personas en el Inconstant, además de una cantidad no especificada de personas en el Tourmaline y el Cleopatra, vieron el espectro, aunque si era el Holandés errante u otro espectro «no lo sabremos», tal como dijeron los príncipes. Pero, tal como afirma la leyenda, la visión acarreó la muerte de una persona.

11 comentarios:

✞ ţђιsђศ ✞ dijo...

Iaiaiiiiaaa,jaja Chris,no sabes lo que me paso,jeje entre al escritorio,ya habia buscado un layout,me pongo a ver donde se instalaba,y veo color violeta,me diej uyy estoy en otro blog! a ver si le hago cambios a esta persona ,dije uy que lindo que lo tiene,a ver si le hago lio,estoyy con un atake de risa ,soy rebobi.Gracias Chris,esta divino,gracias de verdad sos genial y encima te tomaste la molestia de poner la música ,elegir todo,no se como agradecerte,quise decirte gracias x aquí,porque en privado,nadie se enteraría de la buena onda que tenes y lo buena persona que sos.Mil gracias amigo!GRACIASSS LO DEJASTE HERMOSO!

Estrellita dijo...

*******************************************
...........///_\\\\
..........||.^|^\\\
..........))\_-_/ ((\
..........)'_/.".\_`\)
......././._.\.../...\
.....././(_.\x/._).| Espero Que Disfrutes
.......\.\.)".|."(/./
........\.'...'.. //./ de este Fin de Semana
......./....`..././
.......|....__.\.\
.......|.../.\...\/ y que la luz de la Navidad
.......|..|...\...\
.......|..|....\...\
.......|..|......\..\
.......|..|.......\..\ nunca se apague en tu Corazon
.......|..|........\..\
.......|..|.........\..\ ni de quienes tu Amas.
....../__\.........|__\
......./.|............|.\_. Un beso grande para ti mi niño, y te felicito excelente tu entrada como siempre, geniallll, te quiere tu amiga Estrella.
*******************************************

SHEREZADE dijo...

Interesante historia la del holandés errante.Me recuerda ala película "piratas del caribe"
Besos.
Sherezade.

Anónimo dijo...

Una historia increíble , esta del Holandés ... un gran trabajo .
Te dejo un gran abrazo Christian

sandra dijo...

ATRAPANTE HISTORIA CHRIS, SE NOTA QUE HAS TRABAJADO EN ELLA, TE FELICITO.
ESPERO ESTÉS BIEN QUERIDO AMIGO. FELIZ FINDE Y UN ABRAZO.

Mr. X dijo...

Hola!
Excelente historia y muy bien documentada.
Un abrazo!

Aire dijo...

Son muy intersantes estas leyendas,que posiblemente tienen su parte de verdad y es que cuantos misterios encierra el mar.
Te has trabajado la entrada y te ha quedado muy bien documentada.
Buen fin de semana y un abrazo.

Tere dijo...

Hola CHris!!! Muy interesante la historia, gracias por compartirla.
Un abrazo.
http//teaned.spaces.live.com

Rosa dijo...

Me encantan las historias que hablan de barcos desaparecidos en alta mar, ciertamente el mas famoso de ellos es El Holandés errante del que hablas con maestría y el Mari Celeste, del que no se sabe que hubiese hechos pactos con nadie y cuya tripulación se volatilizo en un instante dejando sobre la mesa los platos aun humeantes, Misterios de la mar, amigo mío.
Que tengas una entrada de año tan fantástica que se prolongue durante los 364 dias restantes.
Feliz 2009

http://www.jacquielawson.com/preview.asp?cont=1&hdn=5&pv=3147286

JUACO dijo...

Extraña leyenda, pero como ya he dicho todas las leyendas tiene algo de misterio. me encantan...
Me recuerda un poco a piratas del caribe como dice sherezade....

Sigue contando cosas tan "misteriosas"...

Un saludo y que la música te acompañe...

Anónimo dijo...

QUE INTERESANTE GALAN DESCONOCIA TODO ESTO, Y COMO ESTAS??? POR HAY HA YUNA ESTRELLITA MUY TRISTE SABES?? SE QUE SI, BUENO MI GALAN QUE TENGAS UN HERMOSO AÑO NUEVO JUNTO A TU FAMILIA Y QUE TODOS TUS SUEÑOS Y ANHELOS SE TE HAGAN REALIDAD, TE EJO MI AMISTAD Y MI CARIÑOO Y YA SABES QUE TE QUIERO MUCHO, TU AMIGA K-TA, BESITOSS

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails

Entradas populares