lunes, 13 de abril de 2009

Hatshepsut, La Reina-Faraón.


Hatshepsut fue hija del faraón Tutmosis I, gran guerrero y constructor XVIII dinastía. Este tuvo dos varones y dos mujeres con Ahmose (esposa principal, aunque no llego a llevar el título de esposa real seguramente por que alguna de sus hermanas mayores aún vivía), de los cuales sólo llego a edad adulta Hatshepsut, por lo tanto su sucesor fue su hijo Tutmosis II ( hijo de una segunda esposa del faraón), que se casó con su hermanastra Hatshepsut ( hija de Ahmose), ya que aunque los hombres eran los que alcazaban el trono debían consolidar su poder casandose con alguna mujer de procedencia real ya que su sangre era la portadora de la estirpe de Horus, las uniones entre miembros de la familia real venían condicionadas por la sucesión.
.

Tutmosis II era débil y tenía mala salud y reinó brevemente. A su muerte en 1475 a.C. dejó como heredero a Tutmosis III, hijo de otra esposa, Mutnefer, y al mismo tiempo sobrino e hijastro de Hatshepsut. Con Hatshepsut tuvo una hija, Neferura que también murió joven.
Tutmosis III era demasiado joven para gobernar y Hatshepsut asumió la regencia, ya que tenía preparación para ello: sabía leer y escribir y había sido educada junto a sus hermanos varones. Hatshepsut fue consolidando su poder, se ganó el apoyo de los sacerdotes de Amón, desarticuló algunas conjuras contra ella y al llegar Tutmosis III a la mayoría de edad no le cedió el trono y siguió reinando como un auténtico faraón.


Para acallar las protestas de quienes se negaban a ser gobernados por una mujer, los sacerdotes inventaron un mito según el cual Hatshepsut había sido engendrada por el mismísimo Amón, el cual, habiendo adoptado la figura de Tutmosis I, tuvo relaciones con la esposa de éste con el fin de darle una hija que gobernaría Egipto. Además Hatshepsut se disfrazó de hombre e hizo que se la representara en las esculturas con atavíos masculinos, barba incluida, e incluso hay historiadores que afirman que se corono como faraón, utilizando su “disfraz” de hombre.
Se mantuvo más de veinte años en el poder, durante los cuales su país gozó de relativa tranquilidad y prosperidad. Sometió a los rebeldes nubios y envió una expedición al sur en busca de especias.


Su muerte es un misterio. No se sabe cómo y cuando murió, aunque debió ser hacia 1458 a.C. Hay una teoría según la cual Tutmosis III, cansado de que su tía y madrastra ocupara su lugar, conspiró contra ella, la asesinó y ordenó borrar todo rastro del hecho vergonzoso de que una mujer hubiera ocupado el trono de Egipto. Lo cierto es que Hatshepsut desapareció repentinamente de la historia. Su nombre fue borrado de muchos grabados, aunque dejó uno de las mejores templos que hay en egipto, que fue construido por su fiel seguidor Senmut, con el cual se decía que mantenía una relación.... muy especial.
.

Cuenta la leyenda que la mañana se levantaba suave. La tenue luz del sol que abrasaba la arena y las vías centrales de Tebas, bañaba el dormitorio real con la reverencia de un subordinado. A los pies de la cama escondida tras blancas cortinas de fino lino, un vestido se deslizaba serpenteando el borde de la alcoba. Tras las finas cortinas de lino la silueta de Hatshepsut se desperezaba .
El matinal ritual del baño, el masaje con ungüentos y perfumes estaba preparado en la sala anexa al principal dormitorio. La peluquera real se abrió paso entre las demás sirvientas que esperaban a la reina-faraón para darle la bienvenida a un nuevo día como a un dios, como lo que realmente representaba como faraón y descendiente de Amón.


Rodeada de aromas capaces de embriagar al más hediondo de los animales, Hatshepsut pensaba en las palabras que Senenmut, ministro de su máxima confianza, le había recitado la noche anterior. Algo maravilloso vería aquella mañana en la orilla oeste de la ciudad. Allí se levantaba la principal obra ordenada por la soberana, un templo dedicado a Amón, su padre divino, y a Tutmosis I, su padre terrenal. Como todo faraón, Hatshepsut había ordenado levantar diversos templos que asegurasen una morada para los dioses por todo el Alto y Bajo Egipto, pero ninguno se parecería a Dayr al-Bahari.


Tras el aseo rutinario, la sesión de peluquería y también la de maquillaje, la reina atravesaba su corte seguida por sus damas que cuidaban el largo y casi transparente vestido que Hatshepsut había elegido para aquel día. En medio del patio central de palacio, Senenmut aguardaba a la reina con la que muchos comentaban que el ministro tenía una relación más íntima que profesional. La verdad era que la reina había posado el cuidado y protección de su única hija, Neferure, en aquel ministro que gozaba de múltiples privilegios permitidos por la soberana. Aquella mañana, ser el acompañante oficial de Hatshepsut era uno de aquellos favoritismos por el ministro.


Coartados por las compostura que debían tomar ante el pueblo, Senenmut y Hatshepsut tan sólo se cruzaban miradas que se colaban en el descanso de algún vigía de la figura real. Al fin y al cabo, el destino estaba cerca y una vez dentro del templo, serían libres para dar libertad a sus sentimientos. Los olores de flores y arbustos de todas las especies, y el romper del agua sobre alguna dura superficie indicaban que ya estaba cerca de su destino, el paraíso construido para albergar el ka de la reina-faraón se encontraba a tan sólo unos metros de ellos.


Dicen que los ojos de Hatshepsut brillaron como el sol cuando vieron la maravilla que su ministro había dirigido para ella. En la estéril tierra que ahora se extiende frente al templo de Dayr al-Bahari, una amplia avenida de árboles daba paso a la entrada principal del santuario. A su paso y a una de los lados, el gran estanque del templo albergaba barcas que desprendían el dulce olor del incienso, las mismas barcas que se utilizarían después para los rituales guiados por la reina bajo su papel de faraón. Ella había sido la que había dibujado el relieve de aquel templo, pero no podía imaginarse el paraíso terrenal que su ministro había diseñado para ella.


Inmersa en una atmósfera celestial, la pareja atravesó el jardín y accedió al interior del templo donde Hatshepsut se pudo ver representada en las paredes como máxime heredera del trono del Alto y Bajo Egipto. Allí estaba, junto con el joven Tutmosis III, adorando a sus antepasados, su abuelo Tutmosis I y su padre Tutmosis II, y también a su madre, la reina Amosis. Senenmet, como maestro de obras había cuidado todos los detalles del linaje de su reina a la que en la terraza superior había mandado representar como Osiris, atravesando el umbral de la muerte y convirtiéndose en sol. Aquel templo recogía todos los episodios de gran relevancia que se habían sucedido en la vida de la reina egipcia.


Enamorada de aquella morada, Hatshepsut decidió pasar aquel día en su templo, en su paraíso y acompañada únicamente por un pequeño séquito que garantizara todos los placeres necesarios, y por su ministro Senenmet. Aquel regalo merecía una gran recompensa antes de que los rituales convirtieran aquel escenario en algo sagrado y de obligatorio respeto.

.


Dayr al-Bahari es conocido como el templo sagrado de los sagrados, el espléndido de los espléndidos, un lugar donde la vida, la importancia y el papel que representó una reina-faraón que estuvo por años condenada al olvido por ser mujer. Sin embargo, aquel templo fue tan importante para la sociedad del Antiguo Egipto, que muchos fueron los enfermos que residieron en el interior del templo para buscar su cura y la paz que supo dirigir en Egipto Hatshepsut, la reina-faraón.

26 comentarios:

Neogeminis dijo...

Escuché sobre ella porprimera vez gracias a un texto de Galeano, excelente como todas sus narraciones. A raiz de eso me fui a la wikipedia1 jejej...nuestro mataburros cibernético y allí meenteré de su historia, o de su leyenda. Como no podía ser de otra manera, tan partricular personaje inspiró muchas fábulas y novelas, siendo excusa para que al imaginación vuele y nos haga llegar hasta aquellos siglos lejanos donde la divinidad de los faraonesse mezclaban con las intrigas más rastrears.
Muy completa tu versión y atrapante manera de ilustrarnos.


Nos vemos!

Mª JOSE. dijo...

Me encantó Chris la historia sobre ella.En primer lugar bienvenido,se me olvidó,perdón,y decirte que me atrae enormemente todo lo época....
Besos .Mª josé.

Arantza G. dijo...

Hace cuatro años hice un viaje a Egipto y pude contemplar su Morada como la de otros faraones.
Una mujer fuerte y ambiciosa.
De una historia genial. Su Templo, maravilloso.
Un beso

Sweety dijo...

Me ha gustado mucho lo que cuentas, y las fotos que has puesto son geniales.

ELSIE dijo...

Hola Chris: Me fascina lo relacionado con el antiguo Egipto, pero estoy convencida de que esos relatos están escritos por historiadores que interpretan las supuestas evidencias a partir de sus propios prejuicios. Si todo fue borrado, como llegaron a esa conclusión? Cuando pretenden interpretar lo que sucedió hace miles de años con un paradigma actual lleno de preconceptos más arcaicos que la historia misma, estamos muy lejos de imaginar siquiera la verdad.
Hermosas imágenes, impresionante templo, digno de una faraona. Excelente tu espacio. ¡Qué bueno que hayas vuelto al ruedo! Besos.

Aire de Alhena dijo...

Hola Christian
Muy interesante lo que nos has explicado sobre la misteriosa Hatshepsut, en realidad toda la historia de Egipto es así además de atractiva.
Hace años tuve la suerte de visitar esas tierras, es un viaje para repetir.
Te felicito porque tu trabajo es excelente.Abrazos.

Sinuhe dijo...

Un post realmente interesante y muy trabajado. Siempre es un placer saber un poco más sobre los misterios de Egipto.

Muy bueno, te felicito.

Arwen dijo...

Me encanta todo lo egipcio y esta historia es apasionante y las imagenes son preciosas, gracias por compartirla, besitos tiernos

≈ Estrellita ≈ dijo...

Bienvenidooo Chrisss¡¡¡¡

Que bellas fotos..
Que bella historia..
Que bello mundo el de los faraones y el de esta reina, hayy Chris me has tramsportado a esa epoca, y bueno ahora que recien pasamos la semana santa tu entrada esta perfecta, no la conocia asi que disfrute muchisimo leyendola , gracias por compartirla te dejo un beso y que tengas un lindo Miercoles, saludos a Laura y a tu familia hermosa, nos vemoss..

lys dijo...

Mi más sincera admiración por este post tan hermoso y bien presentado.

Historia condensadas en las palabras justas y bellas.

Cuanto misterio sabían crear entorno suyo estos faraones, verdad?

Parece que el machismo viene de lejos.

Un beso

Jurema dijo...

Nos has regalado mucha información interesantísima en este articulo,
Has hecho que me sitúe en la época y lugar.

Me ha encantado! y las fotos son geniales!
Gracias y abrazos.

Maripaz. dijo...

QUE BELLEZA DE HISTORIA CHRISTIAN Y LAS FOTOS SON HERMOSISIMASSSSSS, ES UNA GRAN ENTRADA TE FELICITO POR ESO, NI SE COMO HACES PARA MANTANER TUS RINCONES TAN BELLOS , TE DEJO UN BESITO Y UN DESEO DE QUE TENGAS MUY BUENAS NOCHES, QUE DESCANSES MI CORAZON Y GRACIAS POR TU CALIDA AMISTAD.

GLuis dijo...

historia muy interesante, y nos demuestra también como el papel de la mujer es tan importante desde hace mucho tiempo atrás...hasta pronto

Sakkarah dijo...

Me gusta su historia, es fascinante.

Tuve la suerte de conocer su templo.

Muchos besos.

Lely Vehuel dijo...

Hola, aqui ando visitandote y recoriendo este bello lugar,una entrada muy interesante, como siempre, deja lugar al analisis y a la reflexion. Si quieres peregrinar un poco pasate por mi blog que como siempre hay un lugar para ti, desde aqui un abrazo muy afectuoso yo seguire pasando,besos.

Isis dijo...

Precioso blogggg muy bonitoooooo ke arte teneis los dos enn increbile vaya telaaaa ennn ke fuente de inspiracion madre mia un besazo pa los dos os lo habeis ganao ajajaj

Mª JOSE. dijo...

CHRISU,TIENES UN REGALO EN MI CASA .DISELO A ESTRELLITA Y VENID A POR EL.BESOS.MJ

Expediente X dijo...

Saludos desde Expediente X, tal vez un blog más...

JAVI.

Lilyane dijo...

Una historia increíble.
Muchas gracias por recogerla para nosotros.

El templo debe ser increíble.

Estrella Altair dijo...

Te he escrito un comentario pero creo que no ha entrado.

Me encanta todo lo relacionado con Egipto.. es mágico y sensual y muy conoctado con las estrellas.

Sabía que esta mujer era fuerte y sabía gobernar tambien como un hombre,..... lo cual no es de extrañar, ja, ja, ja,

Besos

mirsa dijo...

QUE SUERTE ES CONTAR CONTIGO, VALES ORO AMIGO DEL ALMA!!!!!
ES UN PLACER LEER TODO LO TUYO. Y QUE NOS REFRESQUES LA MEMORIA
CARIñOS
MIR
TU AMIGA
AHHHHHHHHHHHHHHHH
NO PUEDO ENTRAR AL OTRO BLOG
A GALAXY
Lo sentimos, no se puede ver este espacio
El espacio que estás intentando visitar es privado o no existe.SALE ESO!!!!!
DAME PERMISOOOOOOOOOOOOOOOOOOO

Alberto Hugo Rojas dijo...

SUBO ESTA ENTRDA PARA ENLACE CON TU BLOG EN ESTOS DIAS...
FELIZ MAÑANA

La Gata Coqueta dijo...

Te lo has currado de lo lindo, has encontrado las fotografías apropiadas y precisas acompañado una narración increíble de buena.

Ya ves como es la vida como ando por más sitios osea blogs, Roma no me atrae y sin embargo Egipto si, que le vamos hacer.

UN adiós de despedida hasta el próximo encuentro amigos.

Un cura dijo...

Veo que seguimos compartiendo aficiones. Me encantan tus blogs, no sé con cuál me quedaría. Un saludo, amigo.

José dijo...

Hola Chris,

Tu blog es muy bueno con mucha informacción.
Me ha gustado encontrar lo articulo à cerca de las Piramides.
Espero que mi castellano sea compreensible :-)

Saludos,

José

Rosario dijo...

Realmente precioso, tu narración engancha. Muy completa y clara.
Un enorme placer leerte.
Un besito Rosario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails

Entradas populares